Logo MConejero

Mantenimiento preventivo en instalaciones de sistemas contra incendios

Home  /  Mantenimiento   /  Mantenimiento preventivo en instalaciones de sistemas contra incendios
Mantenimiento preventivo en instalaciones de sistemas contra incendios

Mantenimiento preventivo en instalaciones de sistemas contra incendios

Continuamos con la serie de post enfocada en los diversos tipos de mantenimiento. En esta segunda entrega, veremos el mantenimiento preventivo en instalaciones de sistemas contra incendios.

Tras el mantenimiento correctivo (ver post anterior), es turno de esta otra tipología.

El mantenimiento preventivo también es denominado como mantenimiento planificado.

Éste consiste en un conjunto de tareas de mantenimiento que tienen como objetivo anticiparse a posibles averías que puedan surgir en una instalación.

Por tanto, la pretensión es seguir alcanzando las mismas prestaciones de los equipos para compensar el desgaste que pueden sufrir con el paso del tiempo.

Es importante destacar en este sentido que siempre se realiza antes de que pueda darse cualquier avería.

Así, de forma preventiva, se logra evitar cualquier problema que pueda darse a futuro.

Mantenimiento preventivo en instalaciones de sistemas contra incendios

Mantenimiento preventivo en instalaciones de sistemas contra incendios

Mantenimiento preventivo en instalaciones de sistemas contra incendios

Se trata de un tipo de mantenimiento de carácter sistemático, es decir, se ejecuta por horas de funcionamiento de la instalación o por periodos de tiempos.

Para ello se realiza un registro del tiempo que tardan los componentes más importantes en poder sufrir algún tipo de avería.

Normalmente se suelen aprovechan espacios de tiempo en los que se da una menor carga de trabajo para poder efectuarlos.

Dentro del mantenimiento preventivo podemos encontrar dos variantes: conductivorutinario.

Mantenimiento conductivo

Se realiza a cargo del personal de producción responsable de la instalación. Suelen ser tareas sencillas como, por ejemplo, lectura de parámetros, inspecciones sensoriales o pequeñas tareas de ajustes o configuración, entre otras.

Mantenimiento rutinario

Hace referencia al conjunto de técnicas que, sin llegar al desmontaje de los equipos, los conserva en el mejor estado posible a través de engrases, limpiezas, sustituciones periódicas, etc.

Ejemplos y aplicaciones de mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo industrial se basa en las inspecciones. Éstas permiten completar la filosofía de este mantenimiento que es evitar fallos.

Este tipo de mantenimiento es notablemente superior al correctivo, por lo que lo llevan a cabo empresas de mayor nivel.

Evitar las averías es muy beneficioso para la empresa, ya que permite reducir los costes considerablemente.

Aunque hay que tener en cuenta  el tiempo que se debe emplear para las inspecciones, durante las que el proceso de producción debe detenerse.

Si la instalación tiene tiempos de descanso podrá realizarse durante estos, pero en muchos casos las instalaciones están funcionando todo el día y eso no es posible.

Las inspeccoines se deben planificar e incluirlas dentro de las paradas programadas de la producción a la hora de su planificación, para tenerlas en cuenta en la capacidad productiva.

Consultar post relacionado: Cómo garantizar un adecuado mantenimiento de las instalaciones PCI.

Photo credit: MC

Publicar un comentario